1. Tratamiento de ortodoncia en Valdemoro

Contamos con diversos tipos de tratamientos de ortodoncia en Valdemoro, según el problema a corregir y la edad del paciente. El tratamiento preventivo tiene como objetivo la eliminación de hábitos en los niños con dentición temporal. El tratamiento interceptivo ayuda a facilitar la erupción de los dientes permanentes y ayuda a mejorar el tamaño y la posición de los huesos maxilares en pacientes en edad de crecimiento.

El tratamiento correctivo está indicado en pacientes con dentición permanente completa. De estos últimos, el más común es la ortodoncia fija que consiste en brackets que se colocan en los dientes unidos entre sí por unos arcos de metal. El ortodoncista periódicamente ajusta estos arcos de forma que ejerzan la tensión necesaria para colocar los dientes en el lugar que les corresponde.

Actualmente, Prestigio Dental con presencia en Valdemoro, cuenta con otro de los tratamientos de ortodoncia más estético y eficaz para niños, adolescentes y adultos: la ortodoncia invisible.

2. Ventajas de la ortodoncia en Valdemoro

  • Mejora la mordida y mejora la masticación ayudando a tener una mejor digestión.
  • Reduce problemas posturales y dolores de espalda.
  • Evita desgastes en los dientes.
  • Disminuye el riesgo de caries.
  • Mejora significativa en los pacientes periodontales.
  • Mejoras estéticas.
  • Tu boca en las mejores manos con profesionales con muchos años de experiencia.

3. Etapas del tratamiento de ortodoncia en Valdemoro

  1. Estudio:
    Para iniciar cualquier tratamiento de ortodoncia es necesario realizar un estudio previo del paciente, que incluye los siguientes registros:
    • Radiografía lateral de cráneo: con ella comprobamos la posición y los ángulos de las estructuras craneales y de los dientes.
    • Radiografía panorámica: muestra las estructuras óseas en una sola imagen y detecta la existencia de caries, ausencias dentarias y el nivel óseo.
    • Fotografías extraorales faciales: nos permite analizar las características faciales, así como sus proporciones.
    • Fotografías intraorales: para valorar la posición de los dientes y poder realizar un seguimiento del avance del tratamiento.
    • Modelos de estudio: son réplicas exactas de la estructura dental del paciente. Permiten tener información detallada sobre la forma, la posición y la oclusión. En el caso de la ortodoncia invisible no requiere el uso de masilla pues se hacen mediante scanner intraoral.
    • TAC dental (tomografía axial computarizada): no siempre es necesario. Solo cuando haya zonas que necesiten ser exploradas en 3D.
  2. Fase activa:
    Es la fase más importante del tratamiento y en ella se realizarán todos aquellos movimientos dentales necesarios para conseguir los objetivos planteados en el estudio.
  3. Fase de retención:
    La fase retentiva consiste en mantener los dientes recién movidos en la posición final, por un periodo suficientemente prolongado para ayudar a estabilizar su corrección. Al retirar los brackets se colocan dos retenedores removibles termoplásticos (essix) en ambas arcadas, siendo una alternativa estética, cómoda y económica. Como complemento se colocan retenedores fijos en los dientes anteriores, consistentes en un alambre de cierta longitud adherido usualmente de canino a canino en la superficie lingual.Sin la fase de retención hay una tendencia de los dientes a volver a su posición inicial, por lo que esta debe ser obligatoria.

4. Consejos para los pacientes de ortodoncia

Es importante que en los pacientes se fomenten hábitos de higiene oral para minimizar complicaciones durante el tratamiento de ortodoncia.

  • Lavarse los dientes después de cada comida y, como mínimo, tres veces al día.
  • Utilizar un cepillo de diente convencional adecuado y cepillos interdentales que permitan acceder a todos los espacios de la boca y de los aparatos para asegurar una correcta eliminación de la placa.
  • Emplear diariamente productos específicos que contengan antisépticos bucales y flúor, ya que ayudarán a prevenir el desarrollo de caries y problemas de encías.
  • Usar cera de ortodoncia para evitar rozaduras o heridas en la mucosa bucal por contacto con brackets o arcos.
  • No comer alimentos duros.
  • No ingerir alimentos pegajosos y disminuir el consumo de alimentos azucarados.
  • No cortar alimentos con los dientes.

5. Tipos de ortodoncia según el material que se utilice.

5.1. Brackets

Popularmente, se usa el término “bracket” para referirse a cualquier tratamiento de ortodoncia fija.

Sin embargo, los brackets son, en realidad, las pequeñas piezas que se adhieren al diente. Para conseguir esta adhesión al diente, se utilizan otros dos elementos:

    Arco: El arco es el alambre que rodea las piezas dentales y al que se sujetan los brackets.
    Ligaduras: La ligadura es la pieza que une el bracket con el arco. Puede ser elástica o metálica. Es lo que permite ejercer la fuerza de los dientes para realizar los micromovimientos.

En su conjunto, este sistema de ortodoncia tiene como misión mejorar tanto el alineamiento como la oclusión (mordida) de los dientes.

Tipos de brackets

5.1.1. Brackets metálicos

Son los convencionales y los que suelen asociarse a niños y adolescentes. Dado lo extendido que está su uso, existen diversos tipos, tamaños, modelos y colores de brackets metálicos. El motivo principal por el que se usan en adolescentes es su alta eficacia y su precio. Es decir, permiten corregir cualquier problema de alineamiento y oclusión de los dientes (apiñamiento, sobremordida, mordida cruzada, etc.). Sin embargo, lo hacen a un precio significativamente más bajo que otros tipos de brackets denominados estéticos.

5.1.2. Brackets de zafiro y cerámicos

Son altamente estéticos gracias a la translucidez del material con el que están fabricados: el cristal de zafiro. La principal diferencia, por tanto, entre los brackets metálicos y los de zafiro y cerámicos es que estos últimos son transparentes o del mismo color del diente. Y, además, se combinan con arcos y ligaduras de color blanco.De esa manera, toda la ortodoncia se hace más discreta. Precisamente por la estética que proporciona, la ortodoncia con brackets de zafiro es un tratamiento muy demandado por pacientes adultos. La eficacia es la misma pero al ser más estéticos su precio es más elevado.

5.1.3. Brackets linguales

Es la técnica más estética de todas las que existen actualmente en el mercado. Los brackets se colocan en la cara interna -lingual- de los dientes. Se pueden considerar, por tanto, unos brackets invisibles. Al ir por dentro, no se ven cuando el paciente sonríe. Los brackets linguales se confeccionan a medida de la persona que los va a llevar. Esto hace que el tratamiento sea más eficaz y, a su vez, más corto y su precio más elevado.

5.2. Ortodoncia invisible

La ortodoncia invisible es una innovadora técnica basada en la colocación de alineadores transparentes y removibles.
Dichos alineadores se cambian cada dos semanas y son totalmente personalizados. Es decir, se fabrican a medida de cada paciente.
Además, cada uno de estos alineadores está concebido para realizar un movimiento concreto de los dientes.
De esta manera, cada juego de alineadores va realizando una serie de movimientos hasta llegar al resultado final deseado.

Tipos de ortodoncia invisible

En función de la complejidad del caso a tratar, existen diferentes tipos de ortodoncia invisible. Con tratamientos de más o menos alineadores, esto lo decidirá el especialista después de estudiar cada caso y conllevará que el tratamiento dure más o menos meses.

6. Tipos de ortodoncias según el objetivo a conseguir

Los tratamientos para las ortodoncias pueden ser interceptivos o correctivos.

  • Tratamiento interceptivo: está dirigido a corregir malos hábitos que podrían interferir en el crecimiento normal de la cara y maxilares. Son tratamientos preventivos que se centran en evitar problemas graves en un desarrollo futuro. Generalmente se conoce como ortodoncia infantil, se usa en niños que acaban de obtener la dentición permanente o todavía tienen una mixta.

  • Tratamiento correctivo: cuando el tratamiento interceptivo no ha funcionado o no se ha realizado a tiempo, se procede a realizar un tratamiento correctivo. Estos tratamientos están indicados en paciente con problemas de maloclusión consolidadas. Existen tres tipos de aparatos:
    • Ortodoncias funcionales: este tipo de aparatos suelen usarse básicamente durante la dentición mixta. Son unos aparatos removibles diseñados para alterar la posición de los músculos e influir sobre la función y posición de la mandíbula. Al cambiar la posición y fuerza muscular se pueden producir cambios dentarios.
    • Ortodoncias removibles: son aquellos aparatos de corrección que van sujetos de manera firme a las encías pero que pueden ser extraídos para su limpieza. Estos aparatos aplican fuerza controlada sobre zonas específicas que se desean desplazar mediante el uso de resortes, arcos, tornillos, etc. Están indicados para las mordidas cruzadas, el apiñamiento leve o movimientos dentarios muy específicos.
    • Ortodoncias fijas: se realiza con elementos que se adhieren a los dientes (bandas y brackets) que sostienen un arco que se encargan de fijar los desplazamientos necesarios para conseguir el objetivo. Para mejorar la eficacia del tratamiento se puede acompañar con la colocación de gomas o elásticos intermaxilares o bien con aparatos extraorales. Este tipo de corrección está indicada para aquellos pacientes con: malposición dentaria, dientes rotados, cierre de espacios, corrección de incisivos y movimientos múltiples en una o ambas arcadas.

7. Ventajas de los implantes dentales

Las personas que deciden realizarse implantes dentales para recuperar dientes perdidos tienen múltiples beneficios, tanto prácticos como estéticos. Al volver a tener todas las piezas dentales, se vuelven a realizar con normalidad movimientos y gestos a la hora de comer, hablar y sonreír que mejoran tanto la estética como la salud física y mental.

Entre sus ventajas, destacan:

  • Recuperar la función completa de la boca al tener todas las piezas dentales.
  • Hablar y pronunciar sin dificultades, ya que la lengua podrá moverse de manera natural.
  • Masticar correctamente, sin tener que pensar en ese diente que has perdido.
  • Mejorar la digestión, al volver a masticar los alimentos de manera adecuada.
  • Recuperar la sonrisa, sin miedo a que se note la falta de algún diente, lo que también mejora la autoestima.

Ventajas sobre otros tratamientos como las prótesis removibles:

  • Son más cómodos. Al ser fijos, los implantes no necesitan ser fijados con adhesivo ni se quitan para limpiarlos por las noches como sí sucede con las prótesis removibles.
  • Mayor durabilidad. Con un buen cuidado, los implantes dentales duran muchos años.
  • Mayor sabor en los alimentos. Los implantes dentales no cubren el paladar, como sí sucede con algunas prótesis removibles, por lo que se aumenta el sentido del gusto.
  • Mejor fijación. Al fusionarse con el hueso, los implantes dentales no corren el riesgo de moverse, desplazarse o caerse durante su uso por lo que el paciente puede comer cualquier alimento sin miedo a que se caigan.

8. Fases del tratamiento de los implantes dentales

El tratamiento de implantes dentales se desarrolla en varias fases:

  1. Estudio implantológico. Se realiza una evaluación personalizada del caso, en la que se estudian aspectos como la mordida y la forma de la boca y las facciones. Son necesarias radiografías que pueden incluir escáneres en 3D (TAC). Esta valoración contribuye a posicionar correctamente el implante en el hueso.
  2. Colocación de los implantes dentales. El procedimiento quirúrgico comienza aplicando anestesia en la zona indicada. Con la zona anestesiada, se prepara el hueco donde se alojará el implante mediante una secuencia de fresas que se introducen de menor a mayor. Una vez realizado, se colocará el implante y, si es necesario, se cerrará la herida con puntos de sutura.
  3. Integración del implante con el hueso y tejidos. Tras el procedimiento quirúrgico, la fusión del implante de titanio con el hueso requiere de 2 a 6 meses. Una vez fusionados, se pueden colocar sobre ellos las coronas o prótesis definitivas, fijas o removibles.
  4. Colocación de las prótesis dentales. Una vez que el implante se ha integrado perfectamente, se tomarán impresiones, en nuestro caso, digitales (sin necesidad de las incomodas masillas) para fabricar los nuevos dientes. Se hacen pruebas para asegurar la estética y la funcionalidad de las nuevas piezas y se colocan cementadas o atornilladas al implante.
  5. Recomendación de férula de descarga. Para proteger del desgaste tanto de los implantes como de las prótesis de porcelana, se recomienda el uso de una férula de descarga. Los implantes no tienen ligamento periodontal por lo que no permiten la amortiguación de las fuerzas masticatorias y las prótesis pueden sufrir sobrecargas. Por otro lado, la porcelana es más frágil que el esmalte dental por lo que hay que protegerla aún más.
  6. Mantenimiento e higiene. Una vez realizado el proceso, será importante mantener una higiene bucal diaria, incluyendo el cepillado y el uso del hilo o irrigador dental. Finalmente, será necesario visitar regularmente al odontólogo y al higienista, para asegurarse de que la operación ha resultado positiva y que el implante es estable, así como limpiar las coronas o prótesis que se hayan colocado sobre el mismo. Comprobando radiográficamente por el doctor la situación y cuidados del tratamiento realizado.

Tratamientos

Elija un centro


Prueba nuestro Diagnóstico Online ahora.

Realiza tu propio diagnóstico rápidamente y solicita información sobre el tratamiento.

Clínica Parla

91 698 36 87  / 91 698 58 52

C/ Alfonso X el Sabio Nº 44 - Parla

© Prestigio Dental. Todos los derechos reservados.